mitosseduccion

¿Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos?

By abril 30, 2019 No Comments

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos.

En este artículo, vamos a desmontar este mito tan simplificado sobre por qué a las mujeres les gustan los chicos malos. Más que nada porque este mito crea una gran confusión entre los hombres. La verdad es que no es algo tan sencillo como que a las mujeres les gusten, o no, los chicos malos.

Para empezar, te dejo este vídeo en el que trato en profundidad el tema de si a las mujeres les gustan los chicos malos. En el resto del artículo te haremos una explicación más amplia y aclararemos temas que se hayan podido quedar colgados.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – ¿Qué aportan estos “chicos malos”?

 

Muchos “chicos buenos” se quejan de que a las mujeres les gustan los “chicos malos”, y entiendo su frustración. Aunque ya hemos visto en el vídeo que lo que de verdad le gusta a las mujeres son los Hombres Responsables. Es decir, los que han sabido transgredir ciertas normas para convertirse en hombres no-dependientes de sus raíces familiares (mucho mejor explicado en el vídeo) y que han sabido construir su propia ética y valores.

Pero, puede que te estés preguntando: ¿Qué diferencia en la práctica a un chico bueno de un hombre responsable? Muy fácil: La libertad de poder hacer, expresar y defender lo que está bien para él, desde el respeto y la empatía (hacía los demás y hacia sí mismo).

Un hombre responsable va a actuar siempre desde la tranquilidad y desde la seguridad.  Sabe que no tiene que rendirle cuentas a nadie. Por eso, un hombre responsable sabe:

  • Reír a carcajadas
  • Enfadarse si hace falta
  • Cuidar su apariencia
  • Arriesgar
  • Desobedecer
  • Tomar decisiones
  • Atreverse a lo nuevo
  • Resolver conflictos
  • Comprometerse con su palabra
  • Honestidad

Y para poder tener esta actitud, este hombre responsable (alias, “chico malo”) lo que hace es creer en él ante todo. Ha madurado como para saber quién es plenamente: sabe lo que quiere, hacia dónde va y está dispuesto a hacer el camino que haga falta en la vida.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – Las emociones

Se dice que a las mujeres les gustan los chicos malos porque una de las características principales es que aportan emociones fuertes. Y, por supuesto que un hombre que sabe reír, que sabe enfadarse, que sabe arriesgar y tomar decisiones (vaya, todo lo de la lista de arriba) aporta emociones fuertes. Por supuesto que este halo de fuerza y responsabilidad (algunos a veces lo llaman rebeldía) que tiene un hombre que ha cogido responsabilidad de su propia vida es emocionante. A través de esta actitud, un hombre responsable (de nuevo, chico malo) está demostrando una integridad que no todos los hombres ni tienen ni saben mostrar.

Los chicos buenos tienden a hacer todo lo contrario: su miedo a  llamar la atención, a no caer bien o la necesidad de ser aceptados por los demás, etc. hará que tomen una postura retraída. Por supuesto, las mujeres notan esto inconscientemente (y no tan inconscientemente). Un chico bueno, “por no tener líos” no dirá nada. Pero, claro… ¿dónde está su aceptación para poder llamar la atención, para poder caer mal o incluso para no ser aceptado? Me pregunto si un chico bueno se acepta a él mismo. Puede que simplemente tenga tanto miedo a la vida y al mundo que trata de pasar de puntillas por esta vida…

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – La sexualidad

 

¿Qué tiene que ver la sexualidad para que las mujeres se sientan atraídas hacia los “chicos malos”?

Aunque parezca descabellado, cuando hablamos de “chico bueno” o de “chico malo”, también estamos hablando inconscientemente de la sexualidad de ambos. A fin de cuentas, todos estamos mostrando nuestra sexualidad en todo momento: con nuestra mirada, nuestra postura corporal, nuestro tono de voz… No hace falta que el entorno sea sexual, ya que la sexualidad es una energía que va con nosotros a todas partes.

[Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que la sexualidad del “chico malo” es una sexualidad más permitida que la sexualidad del “chico bueno”. ]

Precisamente la sexualidad se desarrolla en los primeros años de la adolescencia y va cogiendo forma entre los 11 y los 15 aproximadamente y finaliza alrededor de los 25. Coloquialmente lo llamamos la “edad del pavo”. Para mí la expresión de “la edad del pavo” es muy simbólica. Indica claramente el desconocimiento del proceso al que nos hemos enfrentado o nos estamos enfrentando como adolescentes.

Lo que llamamos la “edad del pavo”, es el periodo más importante de nuestras vidas y marcará nuestro destino. Es de suma importancia entenderlo como adolescente y como adulto para aceptar, e integrar estos cambios de manera natural y consciente.

Creo que estaremos de acuerdo con que la sexualidad es una energía que desprende todo ser humano (lo queramos o no). Además, nos condiciona en muchos aspectos de la vida. Estos aspectos son de ámbitos muy diferentes: las diferentes parejas sentimentales que me van a acompañar a lo largo de mi vida, la posición social en la que me siento más cómodo en mi grupo de amigos, el rol que asumo en la familia o el trabajo que voy a elegir para desarrollar mi carrera profesional, etc.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos –  La creación del hombre atractivo y responsable

 

Este proceso de cambio (de adolescencia a edad adulta) marcará patrones emocionales y conductas que permanecerán el resto de nuestra vida. En la “edad del pavo” empezamos a segregar diferentes hormonas en nuestro cerebro que activan genes del ADN que aún no estaban activados. Al final de esta época, el cerebro decide qué genes quedarán o no activados, y esto formará nuestra personalidad adulta.

Dicho esto vamos a ver cómo podemos explicar estos diferentes cambios o patrones conocidos en nuestra cultura y que son poco entendidos:

    1. Para empezar hemos de saber que el ser humano es un animal mamífero. En su desarrollo sexual, tiene la necesidad de marcar diferencia sobre el resto para cumplir su función vital (transmitir sus genes).
    2. Para ello la testosterona empieza a provocar etapas de rebeldía, poca tolerancia a la frustración, aislamiento, plantearse las normas establecidas en su círculos, etc. y los estrógenos también empiezan a provocar una mayor necesidad de transmitir mi valor genético. Cabe recordar que tanto hombres como mujeres sufrimos los efectos que provocan en nosotros estas dos hormonas.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – La Rebeldía

En el caso del hombre, las etapas de rebeldía, poca tolerancia a la frustración, aislamiento, etc., tienen su significado evolutivo.  Esto ocurre porque el hombre adolescente necesita desprenderse de su progénere y empezar a caminar solo por la vida. Para esto, los genes que se activan en los hombres les permiten adquirir patrones de conducta más arriesgados. De esta forma, empiezan a crear nuevos vínculos y posiciones sociales que les aportan experiencia y habilidades en la vida. (Para entender esto, hemos de tener en cuenta que los genes no entienden en absoluto los nuevos valores de los que se componen nuestra civilización y las sociedades a las que actualmente pertenecemos.)

También el hombre experimentará la necesidad de mostrar estos valores de mayor independencia (rebeldía) y toma de riesgo a las mujeres. ¿Qué es lo que indica inconscientemente esta rebeldía? Que son posibles pretendientes ya que cumplen con todos los requisitos que manda la madre naturaleza para crear descendencia.

En esta etapa de la adolescencia, la rebeldía demuestra que el hombre se desprende de su anterior sistema (proceso indispensable para madurar). Entender la chulería, la vestimenta, la conducta o el desapego de los padres que tanto nos han cuidado es primordial para acompañar a los adolescentes en este periodo, y para dejar de juzgarnos por lo vivido en el nuestro.

Lo que llamamos “juventud perdida” es la juventud que está haciendo mejor gala a su propia naturaleza.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – Chicas malas

 

En el vídeo hacía el comentario rápido sobre que los chicos malos de verdad – es decir, los emocionalmente inestables y que están perdidos en la vida-  también conectarán con “chicas malas”. Y es que, efectivamente, también hay mujeres inestables emocionalmente y que están perdidas en su propio camino de vida. Ellas son las que conectarán, inevitablemente, con hombres inestables (Como un “Dios los cría y ellos se juntan”).

También me gustaría mencionar que cada mujer entenderá por “un hombre con cabeza o responsable” algo diferente, dependiendo de cuál sea su nivel socio-cultural. Es decir, es posible que para una mujer que viene de un estrato socio-cultural con ingresos bajos, entienda como un “chico con cabeza y responsable” a un chico que deja de estudiar a los 16 años para ir a trabajar en la construcción, donde empezará a ganar dinero. Sin embargo, una chica de un nivel socio-cultural alto, donde todo su ambiente social acude a la universidad, entenderá que un “chico con cabeza” es aquel que también acude a la universidad para labrarse un futuro.

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – La agresividad

 

Es necesario comentar en vínculo entre sexualidad y agresividad. Estos dos procesos nacen de un pequeño grupo de neuronas del cerebro situadas en el hipotálamo ventromedial. La clave de esta realidad en los machos mamíferos, es que siempre nos hemos visto obligados a defendernos físicamente de otros machos mientras mantenemos relaciones sexuales. Un estudio realizado con ratones y publicado en la revista Nature indica que: se  han identificado que una parte de las neuronas de este núcleo se activa sólo en caso de agresión y otras se activan sólo en caso de apareamiento, pero hay cerca de un 25% que se activa en ambas situaciones. [Estudio publicado por: David Anderson, del Instituto de Tecnología de California (Caltech)].

Para nuestros genes seguimos siendo una especie de homínidos que viven en entornos hostiles. Nuestro subconsciente entiende que la seguridad, la agresividad, la sexualidad y la descendencia son esenciales y primarios. Y es que, nuestra mente primitiva no puede entender  los beneficios y comodidades que nos ha aportado la ética y moral que hoy disfrutamos.

 

Por qué a las mujeres les gustan los chicos malos – Ejemplos de “chicos malos”.

 

El chico malo: “Hache”.

A mí siempre me ha gustado poner el ejemplo del personaje de Mario Casas llamado “Hache” en la película “Tres Metros Sobre el Cielo”. Sí que es verdad que es una película muy emocional, con tintes muy románticos y donde siempre están pasando cosas.

Pero si quieres ver un ejemplo genial de este “chico malo”, no te puedes perder esta película. Verás que, en realidad, solamente es una fachada, y donde ella lo que está viendo es un hombre responsable, te la recomiendo.

Porque “Hache” es el típico “chico malo” (en moto, con chaqueta de cuero, mirada desafiante…) pero no es un “chico malo” cualquiera. Porque “Hache” tiene valores, tiene una ética, defiende lo suyo, da la cara, se salta las normas pero siempre respetando y teniendo en cuenta a los demás. Digamos que es un “chico malo”, pero no es un capullo, ni un imbécil, y eso es lo que lo hace tan atractivo para la protagonista, Babi (María Valverde).

El chico malo: “John Connor”.

Por otro lado, tenemos el personaje de John Connor en plena adolescencia en la película Terminator 2.
John Connor es un chico de 13 años que, además de la vida tan dura que le ha tocado vivir, está empezando a transgredir las normas. Está probando los límites, saltándose las normas… En absoluto podríamos decir que es un “chico malo” que más tarde se convertirá en un “hombre malo”. (Afortunadamente, en las siguientes sagas de la película, vemos a un John Connor ya convertido en un Hombre Responsable y muy, muy atractivo y estable emocionalmente. Claro, que es una película pero el héroe que salva al mundo no puede ser retratado como un “Hombre malo”, obviamente…

Me encantará que dejes tu comentario y que podamos debatir sobre este tema tan candente e interesante. Seguro que se me ha olvidado añadir algo en el post que tú puedes aportar.

Texto escrito por: África Bos y Sergio García

Leave a Reply